Agujero

9 de agosto de 2010
Sabiendo que sólo la mitad de él es cierto, seco las pocas lágrimas que me caen, por haber pensado que había encontrado algo verdadero.

Y dentro de todo, estoy tranquila, sabiendo que elijo este camino porque puedo amar la verdad y convivir con la mentira.

Y dentro de todo, siento un vacío, sabiendo que por momentos la duda me enfrenta con la pregunta ¿realmente deseas seguir por este camino?

Cada uno sabe, cada uno elije.

3 comentarios:

Hugo dijo...

Y aunque no sepamos algo terminamos eligiendo.

El alter ego de Mabel dijo...

el tema es cuando uno dice "camino" y en realidad viene mordiendo banquina hace varios kilómetros...

Tu geisha dijo...

Sí, es importante reconocer la diferencia.