Pequeña luz

7 de septiembre de 2009
A veces existe un destello, pequeño, ínfimo,
y por él apostamos todo, hasta lo que no tenemos.
Podemos ganar todo, o perderlo para siempre,
pero de eso se trata...

Ser valiente. Apostarlo. Vencer al miedo.

Porque no obrar por miedo es estar muerto.

Díganme romántica, creyente, soñadora,
pero siento el corazón despierto.

"Seamos realistas... pidamos lo imposible".

1 comentarios:

VOGA dijo...

Amen usted lo ha dicho!! Te da fuerza apostar en contra de todos y en contra de los pronosticos ...Asi que al fin de todo he sido valiente BIEN!!!