En córdoba y la luna

1 de septiembre de 2009
Respiro hondo. Inundo el cuarto con mi presencia.
Y me siento a escribir algo.

Recuerdo, cuando fuimos tres en tu cama. Y fuimos uno.
Recuerdo excitarme viendo como te excitabas, y la mojabas.
El juego, la luna, la música que regresaba a nosotros y los abrazos...

Si la perfección existe es eso. Ideal. Sublime. Exacto.

Tres cuerpos. Tres mentes. Tres noches.

Tu cama era mi lugar, vos eras mi lugar.
El aire de entonces, el verano. La noche, la avenida y el colchón.

La vida palpitando dentro y fuera.

La milonga que esperaba por mí, las estrellas y el hasta luego...

2 comentarios:

VOGA dijo...

Ya veo otras formas de volar, estoy a 10.000 años luz de todo eso, pero quien soy yo para opinar ...

Tu geisha dijo...

Cada cual con sus alas =)