Lo que quiero... y lo que no.

6 de septiembre de 2009
La inseguridad de un hombre puede ser fatal para la inseguridad de una mujer.

Mientras más inseguro es, más su dedo te señala.

Podés creerle, y quedar pegada. Podés darte cuenta, y salir.

2 comentarios:

VOGA dijo...

Por que NO!! publicaste esto antes....ayyyy me hubiera ahorrado tantos mil sabores...para ya esta listo mi radar y ya no vuelvo a caer con esos tipos inseguros...gracias GEISHA!!!

Tu geisha dijo...

Jajaja, me alegro que asi sea (tarde pero seguro). Igualmente hay que pasar por la experiencia para aprender, cierto?