Enojo

20 de septiembre de 2009
A veces pienso si podré volver a excitarme sin sentirme sometida.
Ayer escuché a alguien decir "el gusto por los placeres anormales nos hace perder el gusto por los placeres normales".

Me rebelo para que me retes y tengas una excusa para golpearme.
Te miro desde abajo y te ruego que me penetres.

Me ignoras por un rato, estás enojado conmigo.
Cansado de tener razón otra vez, y de ver que no aprendo.

Piensas seriamente si dejarme sin sexo durante un tiempo.
Pero yo vuelvo a rogarte, una vez más.

Te apiadas de mí, con una mano en mi cuello y la otra dentro mío
me clavas la mirada y te alzas sobre mí. Imponente.

Me quedo quieta y tiemblo, de temor y calentura.

Cuando te siento dentro me siento completa.
Gratitud, alegría, sosiego.
Sigo tus órdenes paso a paso, porque estoy en deuda contigo.
Quiero ser perfecta para vos, aunque sea en ese breve momento.

En ese momento, quiero ser lo que vos quieras que yo sea.
Intuyo, adivino, y me muevo a tu ritmo.

Me siento hermosa, entregada, sometida, libre.

Pierdo la conciencia y me convierto en puro instinto.

2 comentarios:

VOGA dijo...

Bueno eso se supone que :
a.) es amor?
b.) solo excelente sexo ?
c.) locas y freneticas fantasias?
d.) tu más tenebroso lado oscuro ?

Tu geisha dijo...

a) quizas si, quizas no...
b) definitivamente es excelente sexo
c) sexo real que cumple mis fantasias
d) mi lado oscuro saliendo a la luz...