La duda

30 de noviembre de 2009
Cuando estoy con vos, muchas veces me pierdo, me nublo.
No se quién soy, que hago ni que deseo.

Otras veces fluyo, me entrego y no dudo.

En las noches de soledad regreso a mi centro,
descanso y me encuentro.

Me pregunto si así es, si así debe ser.
Me pregunto que nos ata,
que nos convoca a volver a encontrarnos.

Sexo, claramente ¿Pero que más?
El resto no es humo, tiene su propia densidad.

¿Miedo a la soledad? ¿Gusto por la compañía?
¿Afecto, cariño, amor..?

Me gustaría tener la claridad para verlo,
y el valor para aceptar lo que veo.

2 comentarios:

Ana VOGA dijo...

Ese es el problemita...el amor lo nubla todo, lo ahgranda todo , todo se multuplica, y en ese estado alucinado es mejor...bueno eso te lo dejo a ti

Tu geisha dijo...

No se si quiero estar asi de confundida. Esa es la duda.