Dormida

5 de noviembre de 2009
Hoy es un día tan triste,
es uno de esos en los cuales me doy cuenta que estoy dormida,
y no puedo despertar.

Hoy la vida se pasea ante mí,
y no puedo tocarla ni saborearla.

Hoy soy una sombra que transita,
triste, sola y dormida por la ciudad.

Pero el día se convierte en noche,
y salgo a buscar.

No quiero encontrar nada más que a mí misma.

Sólo quiero despertar.

2 comentarios:

TAMIA dijo...

Dormida! queeee excelente esta poesia, si esos sueños que no nos dejan dormir...

Tu geisha dijo...

Gracias TAMIA