Esclava

13 de noviembre de 2009
El corazón despierto. La paz de ser yo misma.
La calma que dejó tu ausencia.

El dolor de haber perdido tu amor.

La certeza de que era mi reflejo en vos lo que me enamoraba,
lo incondicional de tu entrega.

Pero estaba enjaulada entre tus brazos,
cargando con todo el peso de tu devoción.

Era esclava de mí misma y de vos.

1 comentarios:

Ana VOGA dijo...

"La certeza de que era mi reflejo en vos lo que me enamoraba"

Si que buena es esta frase, y lo explica mucho
Sin duda a veces creo que me enamoro de mi misma cuando estoy con ellos, xq hay es como yo quisiera ser reflejada en ellos