Hoy es siempre

7 de diciembre de 2010
Luego de golpear varias veces, atravieso las puertas de tu mente. Desde esa zona oscura, parte consciente, parte inconsciente, me preparo para vos, desde tus propios deseos.
Cuido bien cada detalle, cada textura, cada color...
Me encanta jugar tu juego.

Avanzo sobre mis tacos, mis talones quedaron lejos del suelo. No necesito mucho más apoyo, tengo alas invisibles que me elevan hacia tu cama, espacio lúdico donde todo termina y todo comienza.

Tu olor... se clava en mi mente, y el recorrido de tus dedos queda tatuado en mi cuerpo.
Mi corazón se enciende, mis piernas se abren y dejan paso a tu mente, tan magníficamente morbosa.
Tan, tan oscura, que de algún modo logra llevarme hacia mi lado de luz.

Entrega.

Tuya.

Hoy-es-siempre.

2 comentarios:

Oscuro dijo...

Me gusta tanto leerte...
Tu entrega es única

El Poeta Maldito dijo...

No hay como ese sabor de jugar en la oscuridad.