Dividida

23 de mayo de 2010
Dividida.

Soy miles, soy millones. Hace tiempo que no me sentía tan dispersa. Sin saber a qué se debe hecho culpas al afuera.
Pero se que soy yo, y nadie más. Se que son todos mis yoes pujando por ganar la batalla. Todos tiran para lados contrarios, opuestos. Mi cuerpo cae enfermo, mi mente se sumerge en un barullo casi infinito y mis emociones son como agua turbia, donde la claridad parece un sueño.

Inestable.

Lloro como una niña sin razón aparente, paso de la tristeza al enojo, y a la tristeza nuevamente, y se hunde en mi pecho tan profundo que ni lágrimas tengo.
Tengo nada, soy nada, en el peor sentido de la palabra.

Confusa.

No entiendo nada de nada. Cuando de mí con otro se trata, no entiendo nada.

7 comentarios:

El alter ego de Mabel dijo...

Para mí, la táctica es unificar con algo indeclinable para cualquier personalidad. Por ejemplo, helado. Ofrecé un cuartito de sambayón, y a ver cuál de tus yo tira para el otro lado...

Espérame en Siberia dijo...

Hay etapas así. No sé bien cómo se sale de ellas, pero sí que siempre hay una luz al final del túnel.

Muchas buenas vibras.

Oscuro dijo...

Me gustó mucho. Somos una lucha despiadada con nosotros mismos. El final es perfecto

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

la lucha más despiadada es solo con nosotros mismos.
Habrá que encontrarse en la que más gusta, cuando las lágrimas terminen de desempañar los ojos.
Beso.

Tu geisha dijo...

El alter ego de Mabel: jaja, muy cierto, aunque todos mis yoes prefieren la crema americana.

Espérame en siberia: Es verdad, aunque no siempre está visible, siempre hay una luz...

Oscuro: Gracias. Seguimos luchando.

Lila: Gracias por tus palabras, ya se están desempañando.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Yo te voy a regalar una pregunta: ¿de todos estos yoes, cuál es DE VERDAD, tu yo?

Tu geisha dijo...

Todos son parte de mi, asi que supongo que todos, solo que a veces estan desequilibrados.