Devocion

23 de agosto de 2009
Soy una mujer independiente, tengo mi mundo, mi trabajo, mis amigos. Pero fuera de eso, mi tiempo y mi arte podrían ser tuyos...

Amor, me pregunto que hacer con mis deseos de servirte y disolverme en vos. Siembre tuve tendencia al servicio y la devoción. Aunque no nací siendo geisha, ni esclava, ni devota. Más bien me educaron para defenderme de los hombres y sus engaños, con consignas como "cuando tengas problemas con un hombre, llama a otro hombre".

Pero si abandono toda esa bajada y me conecto con lo que siento, siento deseos de pertenecerle a un Hombre. Me recuerdo durmiendo a tus pies y se que no hubo noche más feliz para mí, y la sola idea de pertenecerte me hace sentir libre.

No se a que se debe, ni se como funciona. Sólo se que me sucede.

2 comentarios:

VOGA dijo...

Geniales esa devoción y el servicio. pero a quien quiere sedicir la Geisha

Tu geisha dijo...

Sinceramente no es por seducir, es lo que me sale natural con él...